En Villarino y Patagones. “Habrá menos trabajo y menos ingresos”, alertan desde Corfo.

La situación del río Colorado llegó a un punto tan crítico, por la escasez de agua, que referentes de Corfo están advirtiendo por estos días que no sólo podría afectar la producción intensiva de la zona sur, sino la situación económica y social de cientos de familias rurales de Villarino y Patagones.

   Los pre-pronósticos de deshielo son preocupantes: en esta temporada el caudal del río representará apenas el 42% del de un año normal, lo que -según cálculos de la Corporación de Fomento- provocará la reducción de la superficie regada en unas 30 mil hectáreas. 

   “Sabíamos que venía un año difícil porque había poca nieve en la Cordillera, pero hace unos días se emitieron los pre-pronósticos de caudal de deshielo y los datos son preocupantes. La temporada pasada ya fue pobre, pero en esta tendremos un 30% menos de agua”, describió el gerente técnico de Corfo, Marcos Aragón.

  En 2010 se regaron 140 mil hectáreas en el valle bonaerense del río Colorado. El año pasado fueron 110 mil y en esta temporada, con viento a favor, serán 80 mil.

   “Encima, estamos en crisis hídrica desde 2011, y al embalse Casa de Piedra le queda una reserva útil de apenas el 30% que no logrará compensar la baja de los ríos”, sostuvo Aragón.

   “Cada productor deberá definir sus prioridades, aunque sin dudas habrá muchas menos hectáreas regadas -añadió-. Esto tendrá un fuerte impacto productivo, pero sobre todo en los ingresos de muchas familias de la región”.

Corfo llevó adelante varias reuniones con productores, en los últimos días, para anticiparles lo que viene y pedirles que optimicen el uso del agua para riego, ya que recibirán entre un 25% y un 30% menos que en la temporada pasada.

   También les confirmaron que el receso de riego comenzará en abril de 2020, y les advirtieron que existe la posibilidad de que la próxima temporada sea aún más critica porque el dique Casa de Piedra agotará sus reservas en pocas semanas.

   “Además, hablamos con autoridades municipales de Patagones y Villarino, así como del ministerio de Agroindustria provincial, para ponerlas en alerta. Con estos niveles del Colorado ya no hablamos sólo de una crisis hídrica, sino económica y con alto impacto social”, sostuvo Aragón.

   En los planes de Corfo -que también involucran a legisladores de la región- está pedir ayuda económica a la Provincia para optimizar el uso del agua.

   “Por un lado, solicitamos crear un fondo rotatorio de créditos para que los productores puedan impermeabilizar canales con nylon. A la par, solicitamos ayuda para llevar adelante la reducción de canales que están sobredimensionados. A principios de año estimamos el costo de esta obra en 45 millones de pesos, pero hay que actualizarlo”, cerró.



Autor:lanueva.com

Fuente: lanueva.com

Comentarios

Comentar artículo